Ya hace una buena temporada que reduje hasta prácticamente eliminar mis apariciones en video-selfie, sobre todo en Stories de Instagram, en donde por cierto aún mantengo un buen puñado de ellas guardadas como historias destacadas (en los circulitos, hablando en cristiano). No descarto volver a hacerlo aunque en estos momentos lo veo improbable. Esta mañana, antes de ponerme a «aporrear el teclado» al fin encontré la inspiración para comentar el por qué en el podcast de Marketing Club, reventándole la exclusiva a Sálvame. Por cierto, echándole un ojo, reconozco que en posturitas tenía poca competencia ?