La Agencia Española de Protección de Datos ha adaptado su guía a las directrices impuestas por el Comité Europeo de Protección de Datos (CEPD). Esto supone implementar una aplicación mucho más estricta en las webs para que, resumiéndolo muy mucho, los usuarios que las visiten puedan indicar de forma explícita que ACEPTAN la instalación de ciertas Cookies en sus navegadores. Tienen que poder elegir conscientemente con todas las opciones a su disposición en una primera ventana informativa. Y esto, como visitantes que también somos de otras webs, también podremos comprobar si en ellas esto se cumple.